Troika de consulta

Obtener inmediatamente ayuda práctica e imaginativa de sus colegas

Visión general

La tutoría entre compañeros ayuda a descubrir soluciones cotidianas, relevar patrones y afinar prototipos. Es una forma simple y eficaz de ampliar el apoyo a la formación de las personas más allá de las relaciones jerárquicas formales.

¿Cuándo usarlo?

  • Perfeccionar las aptitudes pidiendo ayuda.
  • Aprender a formular problemas y dificultades de forma clara.
  • Perfeccionar las dotes de consulta y escucha.
  • Generar sabiduría que ayude al trabajo entre disciplinas y silos funcionales.
  • Fomentar activamente la confianza mediante el apoyo mutuo.
  • Crear las condiciones para que surjan soluciones no imaginadas.
  • Empezar y terminar reuniones de personal.
  • Dar tiempo a los participantes para formular y cribar los siguientes pasos después de una presentación.
  • En conferencias y reuniones de grandes grupos.

¿Cómo aplicarlo?

Al inicio:

Se pregunta a los participantes: «¿cuál es su dificultad?, ¿qué tipo de ayuda necesita?»

Setting:

Grupos de tres, sentados, preferiblemente rodilla con rodilla. Las personas con diversas procedencias y perspectivas son más útiles. Todos tienen las mismas oportunidades de contribuir.

Materiales:

Mézclela con 15% Soluciones: cada cliente comparte su 15% Soluciones al pedir orientación.

  • Invite al cliente a volver la cara a sus consultores una vez que se haya formulado y aclarado la pregunta (esto profundiza la curiosidad, la escucha, la empatía y la asunción de riesgos de todos).
  • Genere solo preguntas para aclarar la dificultad: no asesoramiento.
  • Vincúlelo a Heurística de ayudaOído, Visto, Respetado Cinco porqués.
Tiempos/pasos:
  • 1 minuto: Los participantes reflexionan sobre una pregunta de consulta que vayan a formular (cuando son el cliente).
  • 1-2 minutos: Un participante (el «cliente») comparte la pregunta con los demás, que son los «consultores».
  • 1-2 minutos: Los consultores formulan preguntas de aclaración al cliente.
  • 4-5 minutos: Juntos, los consultores generan ideas, sugerencias y consejos.
  • 1-2 minutos: El cliente comparte lo que le ha resultado más valioso de la experiencia.
  • Cambio a la siguiente persona y repetición.

¿Cómo adaptarlo?

  • Invite a mezclar papeles en cada troika.
  • Intente darse cuenta del modelo de apoyo ofrecido. El piloto automático es para provocar cariñosamente diciendo al cliente «qué ves que ellos no ven».
  • Si la primera ronda es poco fructífera, inténtelo otra vez.
  • Las preguntas que desencadenan la autocompresión o la autocorrección pueden ser más poderosas que los consejos sobre lo que hacer.
  • Intente mantener la atención en la autorreflexión preguntando: «¿qué está sucediendo aquí? ¿cómo está viviendo lo que está sucediendo?»

Leave a Reply

avatar
Photo and Image Files
 
 
 
Audio and Video Files
 
 
 
Other File Types
 
 
 
  Suscribir  
Notify of