Presentaciones interactivas

Visión general

Una presentación interactiva es una presentación que no sólo está basada en texto y que hace que la audiencia objetivo se involucre. Este nivel de participación se puede alcanzar de dos maneras diferentes:

  • A través del contenido interactivo de la presentación: El contenido multimedia está bien integrado en el texto para lograr un suministro efectivo de información. Añadir video/flash/imágenes/audio como elementos de interacción es una buena manera de hacer una presentación interactiva.
  • A través del proceso de aprendizaje interactivo de la presentación: Cuando visualizan una presentación, los participantes no se ven obligados a realizar interacción alguna.

En cambio, gracias a esta metodología los usuarios aprenden, por ejemplo, mediante el uso de algunos módulos interactivos en la presentación, a explicar y estimular en lugar de tener que leer la descripción del texto.
La idea es evitar el movimiento lineal de una diapositiva a la siguiente.

Los presentadores pueden tener varias opciones a seguir o que los usuarios se sienten frente a la computadora para navegar por sí mismos.

También vale la pena mencionar brevemente las presentaciones para una audiencia.
Tener interacción con el público hace que una presentación sea más interesante y fácil para todos. Es útil tener estrategias para involucrar a la audiencia desde el principio y con frecuencia. Las personas prestarán atención si saben que en algún momento tendrán que participar. Además, ofrecer a la audiencia la oportunidad de interactuar añade a una presentación una dimensión de aprendizaje entre iguales.

Cuando usarlo

Las presentaciones deben tener siempre un mínimo grado de interacción para mantener la participación de los usuarios. Sin embargo, a continuación mencionamos algunos casos:

  • Presentación a su propio ritmo
  • Tema abstracto o complicado
  • Cuando no se trata sólo de una presentación informativa
  • Cuando necesite asegurarse de que el usuario asimila los conceptos en la presentación
  • Cuando desea que el usuario esté involucrado

¿Cuándo usarlo?

Hay diferentes maneras de lograr que una presentación sea interactiva. Veamos los principios básicos para conseguirlo:

  • Navegación: La razón más obvia por la que las personas interactúan con una presentación o curso es para navegar de un punto a otro. Esto se consigue mediante un botón «Next» (Siguiente), un deslizador o una ventana emergente.
  • Exploración: La mayoría de los cursos son lineales y requieren que una persona haga clic en una secuencia específica. Sin embargo, al permitir la interactividad no lineal, el usuario obtiene un poco más de control y puede acceder al contenido que necesita, cuando lo necesita. Esto se logra a través de la interacción de pestañas, etiquetas interactivas en la diapositiva o deslizadores.
  • Toma de decisiones: Fuera de la navegación, la razón más común por la que interactuamos en los cursos es para tomar decisiones. Por lo general, se trata de una simple pregunta de prueba con un botón de Enviar. Pero el aprendizaje electrónico interactivo también podría incluir situaciones de toma de decisiones u otras evaluaciones no estándar, proporcionando retroalimentación posteriormente.
    A un nivel más práctico, ilustramos a continuación algunas formas fáciles de crear elementos interactivos:
    Botones con enlaces internos o externos a la presentación: Cuando los usuarios tienen la opción de hacer clic en un botón o decidir en qué botón hacer clic, se involucran más. Para ello, se pueden crear hipervínculos y, cuando sea posible, botones. Es tan simple como crear un rectángulo. Los botones/enlaces pueden formar parte de un menú al principio de la presentación, para que los usuarios puedan elegir qué hacer y en qué orden.

Leave a Reply

avatar
Photo and Image Files
 
 
 
Audio and Video Files
 
 
 
Other File Types
 
 
 
  Suscribir  
Notify of