Rompecabezas

Análisis comparativo de herramientas y técnicas

Visión general

El rompecabezas es una estrategia de aprendizaje cooperativo que anima a las personas a desarrollar su propia comprensión y a compartir posteriormente los conocimientos con todo el grupo. Es un poderoso método de aprendizaje que integra lecciones cuando los participantes enseñan a sus compañeros en la ronda de exposición de resultados. A cada uno de los grupos de la trabajo se le asigna parte de un problema, o una pieza de rompecabezas, y las herramientas para desarrollar conocimientos exhaustivos de ese componente específico. Después se unen las piezas utilizando materiales visuales y técnicas de facilitación.

¿Cuándo usarlo?

  • Facilitar el aprendizaje entre compañeros y fomentar la participación.
  • Llevar a cabo un análisis crítico y un pensamiento comparativo.
  • Examinar sistemas complejos en piezas manejables.
  • Aprender nueva teoría y relacionarla con contextos.

¿Cómo aplicarlo?

Setting:

Un espacio de trabajo adecuado para que todos los grupos documenten los puntos principales.

Materiales:

Todo el material de las distintas piezas del rompecabezas, incluida la información visual que le gustaría que utilizaran los participantes al presentar los resultados al grupo.

Tiempos/pasos:
  • Prepare una lista de todas las posibles «piezas» del tema de la sesión (por ejemplo, instituciones, pasos de un proceso o métodos de investigación).
  • Recabe fuentes de información para las sesiones de trabajo, incluidas presentaciones visuales.
  • Divida a los alumnos en un número adecuado de grupos de trabajo para que cada equipo pueda examinar su «pieza» por separado, utilizando los recursos o herramientas proporcionados (como breves artículos, imágenes o acceso a Internet).
  • Facilite preguntas de reflexión que guiarán a los participantes a lo largo de todos los aspectos de aprendizaje importantes de la «pieza», incluida información básica, contexto, actores y consecuencias.
  • Proporcione acceso a Internet u otros recursos si los participantes no están familiarizados con los métodos a priori.
  • Diseñe una serie de preguntas para orientar el proceso de reflexión en grupo. Estas deben sacar información a cada grupo sobre su pieza del rompecabezas, como información básica, oportunidades y riesgos, relevancia para un supuesto concreto, y si su selección conseguiría los resultados deseados.
  • Pida a los grupos que elijan a alguien para tomar notas y alguien para controlar el tiempo. Con esto se asegura que quede constancia de la actividad y que todas las preguntas entren dentro del límite de tiempo.
  • 30 mins: Reflexión inicial. Después cierre el debate para exponer los resultados.
  • 10 mins por exposición: La exposición de los resultados entre grupos proporciona información a todos los participantes sobre las principales recomendaciones para todos los métodos examinados. Ordene a cada grupo que presente sus observaciones y reflexiones principales de manera clara y completa.
  • 15-20 mins de debate final: para asegurar que se traten las ventajas y desventajas de cada método y que el grupo esté lo suficientemente seguro para tomar futuras decisiones.

¿Cómo adaptarlo?

Tras la ronda inicial de reflexión, cree nuevos gruposcompuestos por un representante de cada grupo original para unir todas las piezas con el fin de formar el rompecabezas completo. A continuación se desarrolla el debate a medida que cada representante explica sus resultados.

Estudio de caso

Título:

Hacer partícipes a los interesados en la evaluación

Actividad:

Programa de certificación del director de evaluación

Contacto:

G.Mercier@itcilo.org (DSG)

Descripción:

Al principio de la sesión se presentó el contexto de un proyecto que requería evaluación. Se dio a los participantes un resumen del proyecto de una página y se les pidió que definiesen de manera colectiva los principales interesados en el proyecto. Se definieron cinco interesados (por ejemplo, sindicatos, gobierno, OIT…). Después, los participantes se dividieron en cinco grupos: cada grupo representaba a uno de los interesados definidos (un grupo era el gobierno, otro la OIT, otro representaba a los sindicatos, etc.). Los participantes tenían que elaborar entre 20 y 25 preguntas sobre el proyecto presentado tomando como base los criterios estándar para la evaluación de proyectos. Las preguntas debían formularse desde la perspectiva del interesado al que representaban. Después de formular las preguntas, se aplicó el rompecabezas. Se formaron nuevos grupos con personas que antes pertenecían a los distintos grupos de interesados. Los grupos recién creados tenían que incluir a los cinco interesados posibles (una persona que antes estuviese en el grupo de sindicatos, otra que antes estuviese en el grupo del gobierno, etc.). Los nuevos grupos tenían que elaborar tan solo 10 preguntas a partir de las 20-25 preguntas que trajo cada miembro de su grupo anterior (por lo que en total tenían más o menos 125 preguntas entre las que elegir). Tenían que seleccionar las 10 preguntas que mejor encajasen con los intereses de todos los interesados.

Consejos

  • Pida a los grupos de trabajo que utilicen recursos de puesta en común visual. Entre ellos pueden incluirse imágenes proporcionadas con el artículo inicial, diagramas creados en rotafolios o palabras clave utilizadas como notas para la intervención.
  • Puede resultar eficaz hacer una doble puesta en común: en la segunda puesta en común está presente un experto para realizar correcciones o adiciones al debate.

Leave a Reply

avatar
Photo and Image Files
 
 
 
Audio and Video Files
 
 
 
Other File Types
 
 
 
  Suscribir  
Notify of