Dramatización

Aprender sobre papeles y respuestas

Visión general

La dramatización brinda a los participantes la posibilidad de simular personajes y situaciones para prepararse para decisiones y acciones reales y ponerlas en práctica. Los participantes actúan, observan, interactúan, reflexionan, formulan y reciben críticas y analizan el caso en cuestión.

¿Cuándo usarlo?

  • Traducir la teoría a la práctica: practicar acciones y toma de decisiones en contexto.
  • Desarrollar aptitudes para reaccionar eficazmente en una situación real.
  • Fomentar el respeto de la diversidad y luchar contra las actitudes discriminatorias.
  • Formar a formadores.
  • Proporcionar un entorno seguro para explorar.
  • Reflexionar sobre varios papeles y fomentar las relaciones.

¿Cómo aplicarlo?

Al inicio:
  • Defina los objetivos de aprendizaje y conozca las personalidades de los participantes, al inicio del curso o en una fase anterior de la formación.
  • Seleccione un supuesto real que ponga de relieve los principales conceptos del curso o sesión de aprendizaje y adáptelo para que se adecue a los participantes y el entorno.
Tiempos/pasos:
  • Pida voluntarios para representar papeles. A estos participantes se les atribuyen papeles y representan la situación en función de su papel.
  • La representación se estructura en torno a los siguientes cuatro elementos, que deben planificarse por adelantado
  • Instrucciones: Explique la finalidad, el proceso, los papeles y la propia situación. Dé tiempo a los participantes para leer y asimilar los recursos. Proporcione recursos como información básica, una descripción de las perspectivas de los actores principales y una sinopsis de las relaciones relevantes en la primera fase. Algunos recursos más específicos podrían ser documentos normativos, características de los interesados, niveles existentes de interacción, agenda de los interesados y otros indicadores clave.
  • Interacción: Los participantes representan la situación. Dé tiempo suficiente y un espacio adecuado para que los participantes formulen relaciones y empiecen a analizar los papeles.
  • Foro: Los participantes debaten la situación y negocian soluciones para el supuesto. La fase de foro puede desarrollarse a modo de conferencia o en otros entornos adecuados de debate.
  • Puesta en común: Este es el elemento más crucial. Requiere tiempo suficiente para compartir comentarios y críticas, reflexionar sobre los objetivos y responder a las preguntas de los participantes.
  • Los comentarios y críticas deben seguir los principios SMART (específicos, cuantificables, acordados, realistas y con un plazo determinado). Deben describir cosas específicas que vio y escuchó el observador y son relevantes para el ejercicio y los participantes. Los comentarios y críticas deben ser materializables y formularse inmediatamente. Es mejor dejar a los protagonistas comentar su propia actuación.

¿Cómo adaptarlo?

  • En la Improvisación de Prototipos, los participantes se centran en soluciones de dramatización a pequeñas partes de un problema mayor que se está analizando y posteriormente incorporan las partes en una solución general al problema, o un «prototipo».
  • Para la dramatización espontánea, pida a los participantes que den ejemplos de problemas reales que hayan experimentado (pregunte durante el curso o en una fase anterior de la formación) y seleccione posteriormente los principales para una representación.
  • La representación «camino equivocado, camino correcto» demuestra en primer lugar un procedimiento inadecuado y requiere que los participantes formulen una crítica constructiva. La segunda representación ilustra posteriormente un planteamiento ideal basado en la mejor práctica y las contribuciones de los participantes, seguida por una puesta en común exhaustiva.
  • La técnica de etiquetado ayuda a minimizar los supuestos raros o indeseables para los participantes y a incluir a más participantes. Divida a los participantes en dos o más grupos. Durante la representación, una vez que se haya agotado el tiempo, o cuando el primer voluntario llegue a un punto muerto, levantan la mano para solicitar un sustituto de su grupo.
  • En la dramatización múltiple, varios grupos pequeños representan los supuestos de manera simultánea, en lugar de observar simplemente a otros. Esto también puede reducir la ansiedad entre los participantes que están incómodos hablando delante de grupos grandes.
  • La dramatización con todo el grupo se parece a un debate. Se asigna a dos grupos una posición a favor o en contra. Elaboran un argumento para defender su posición y preparan refutaciones a las posibles posiciones del grupo oponente. Posteriormente se envía a un representante de cada grupo al campo contrario para presentar y defender su posición. Alrededor de cinco minutos después, inicie la fase de inversión de papeles cambiando los grupos de participantes uno por uno en intervalos de cinco minutos. Esto reforzará los argumentos y equilibrará las perspectivas contradictorias. Continúe rotando hasta que todas las personas hayan participado en ambos grupos.

Estudio de caso

Título:

Demostrar la mejor práctica con una dramatización

Actividad:

Trabajar con las Naciones Unidas para el personal de la OIT sobre el terreno

Contacto:

Robin Poppe, R.Poppe@itcilo.org (Aprendizaje y Comunicación)

Descripción:

El objetivo era reforzar la capacidad de los funcionarios de la OIT sobre el terreno para promover la agenda de trabajo decente dentro del equipo de las Naciones Unidas en el país demostrando planteamientos y técnicas de reunión eficaces. Por limitaciones de tiempo, los facilitadores decidieron ilustrar la mejor práctica en vez de entregar una práctica a cada participante.

La tarde anterior a la sesión, los facilitadores pidieron personas fuertes y elocuentes para representar papeles que se pareciesen a su propia personalidad al día siguiente. Si aceptaban, se les proporcionaba una breve guía de estudio para prepararse el papel. La disposición de las sillas estaba diseñada para estimular la participación, en lugar de solo la observación unidireccional por parte de los demás participantes. Cuatro personajes se sentaban en un mesa en el centro rodeada por los demás participantes en un círculo. El círculo se separaba en cuatro grupos y se les asignaba el personaje central más cercano, que se convertía en su representante.

Los participantes exteriores ejercían de «tutores» de su «representante» en el círculo central. Si el personaje principal experimentaba dificultades, cometía errores o pedía ayuda, su grupo decidía en voz baja el próximo paso y enviaba a alguien para que le susurrase instrucciones al oído.

La representación de papeles fue un éxito gracias a la meticulosa planificación de los facilitadores y la participación activa de los alumnos.

Consejos

  • Se necesita tiempo sustancial para la preparación.
  • Llévelo a cabo en combinación con otros métodos, como La Pecera o los Foros de discusión en línea.
  • Asigne papeles a los participantes para crear un efecto espejo con el fin de ayudarles a tener una perspectiva de fuera hacia adentro de su propia posición en relación con los demás y crear un clima de receptividad.
  • Reduzca la ansiedad por la representación de papeles en frente de todo un grupo mediante alguno de los siguientes planteamientos:
    • Organice la actividad hacia el final del programa de aprendizaje, cuando las personas han forjado relaciones y hay un entorno abierto bien establecido.
    • Seleccione solo voluntarios para las rondas iniciales.
    • Deje claro que hay múltiples formas de actuar en una determinadas situación y que los errores son un aspecto importante del aprendizaje.
    • Cree oportunidades de calentamiento antes del ejercicio central, como la práctica por parejas.
  • Siempre desencadene el aplauso del grupo a los actores.

Recursos

  • Véase «The winning trainer» de Julius E. Eitington, pp.105-138, disponible en Recursos de Aprendizaje e Información.

Leave a Reply

avatar
Photo and Image Files
 
 
 
Audio and Video Files
 
 
 
Other File Types
 
 
 
  Suscribir  
Notify of